El fieltro es un téxil no tejido perfecto para la confección de todo género de manualidades. Los tejidos más elegantes. Valora la tela dependiendo del uso que le vayas a dar. Los algodones linos son los más prácticos, siempre y cuando no se arruguen mucho. Los más delicados (organzas, sedas y terciopelos) resérvalos para estancias de poco empleo.

Otra opción muy de tendencia es entapizar con sacos de arpillera yute, reutilizándolos, incluidos los mensajes publicitarios informativos que llevan. Desde luego a resistencia no les gana absolutamente nadie, y el medioambiente se dañará menos. Intenta elegir tejidos ecológicos naturales, son de mejor calidad y a la larga se termina apreciando. El algodón ecológico es el rey.

Destacando por su tacto suave y afelpado, la lona Lugano cuenta con la protección Aquaclean y está libre en una extensa gama de colores poco saturados y con un moteado muy sutil. Tela en especial recomendada para casas con mascotas, puesto que su capa de fibras especiales flexibles que evita que las zarpas se enganchen en el tapizado, aparte de facilitar la limpieza de cualquier mácula sencillamente usando un poco de agua.

Los costes no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación de puesta en marcha. Los costes se dan a título indicativo y pueden mudar dependiendo del país, del coste de las materias primas y de los modelos de cambio.

Si quieres renovar la decoración de tu hogar no solo puedes mudar el mobiliario, puedes utilizar los mismos materiales para otros muebles. Puedes animarte a adquirir telas para tapizar sillas de salón que con un poco de maña, seguro que te quedan perfectas.

Quantcast