No es algo nuevo saber que las fiestas, cumpleaños celebraciones son muchos pero amenas cuando están decoradas! En portada podemos ver un kit Cupido, una de las manualidades de San Valentín que me agradan sobre todo por la idea: crear una bolsita y dentro diferentes regalos notas de amor. Específicamente, este me agrada pues es bastante sencillo y reservado (que tampoco hay que llenarlo todo de corazones gigantes).

Después de pintar la lámpara tanto por la parte interior como por fuera, vamos a poder darle un toque ameno a la cuerda de encendido y apagado, creando una cerilla en foam de color blanco para el cuerpo y colorado para la cabeza, la cual pegaremos a la cuerda y va a quedar un estilo verdaderamente original y ameno.

Para finalizar, podremos aprovechar una bombona de campin gas que esté totalmente vacía, si bien para ello hay que ser un tanto manitas tener a algún conocido que pueda asistirnos con sus herramientas para cortar la bombona y hacerle el orificio para colocar el casquillo de la bombilla, que ha de ser de las de tirar de la cuerda, como en el ejemplo precedente.

Una vez compendiados todos y cada uno de los elementos, el próximo paso es pensar dibujar en un papel con los niños, de qué forma va a ser el diseño del muñeco; si tendrá un gran sombrero, si va a ser una gran mariposa, si le vas a poner unos brazos enormes.

Con la tela fijada por los alfileres ya solo nos quedará poner la botella en vertical y utilizar el hilo de bramante rodeándola más menos por la mitad y haciéndole un nudo fácil, como el que usamos cuando nos anudamos las deportivas, colocamos bien la tela, la fijamos bien con unos puntos de silicona caliente, retiramos los alfileres y ya tendremos unos floreros exclusivos.

Quantcast